Consagración

Vocación 

Carisma

Apostolado y Servicio


Somos Laicas y Laicos Consagrados en medio del mundo, en la Compañía de San Pablo, que es un Instituto Secular de Derecho Pontificio. 
La Compañía de San Pablo fue fundada en Milán, Italia, por el Padre Giovanni Rossi impregnada del Espíritu del Beato Cardenal Andrea Carlo Ferrari, el día 17 de Noviembre de 1920.
Fue reconocida y aprobada por la Santa Sede el 25 de Enero de 1950 como Instituto Secular de Derecho Pontificio.

Como laicos consagrados respondemos al llamado de Dios para los nuevos tiempos, viviendo en medio del mundo, “Siendo todo para todos, para salvar a todos”. Testimoniando así el amor de Cristo siempre presente. Estando atentas siempre a elevar humanamente y animar con espíritu Evangélico la vida y las necesidades del otro. En medio de la sociedad.

Nuestro Fin Especifico
Consagrarse a Dios para evangelizar el mundo y la Cultura desde dentro como levadura en la masa siendo sal y luz para iluminar la sociedad con amor y alegría, haciendo vida las palabras de Jesús: “Amaos los unos a los otros como Yo os he amado” en generosa colaboración entre el clero , el laicado.

Espiritualidad
La espiritualidad de la Compañía De San Pablo, es esencialmente Paulina y tiene su base en la Eucaristía, se alimenta con la asidua meditación de la Sagrada Escritura y deriva de la enseñanza y la vida del Apóstol Pablo, siendo al mismo tiempo personal y comunitaria. Está animada por la plena disponibilidad a la voluntad de Dios interpretada a través de los signos de los tiempos a la luz del Evangelio.



Apostolado
Ejercen Su Evangelización y Apostolado a través de su profesión u Oficio. 
Viven su consagración a Dios sin dejar el mundo en su trabajo, ejerciendo su profesión u oficio...


         
Enfermería ...


Los miembros de la Compañía de San Pablo, como Laicos consagrados, viven su consagración a Dios por los tres votos, de Pobreza, Castidad y Obediencia, sin dejar su casa ni a su familia, o en pequeños grupos de vida fraterna continuando con su propia profesión u oficio, realizando en sí mismos la síntesis de valores humanos y cristianos que entienden proponer a los demás, fieles al espíritu de la Compañía. Colaboran estrechamente con su Parroquia y con su párroco para ayudar así a la extensión del Reino…

Las paulinas viven su consagración a Dios sin dejar:

El mundo, sus trabajos, ejerciendo su profesión u oficios,pudiendo vivir con sus familias. 

Ellas se encuentran en : Escuelas, Liceos, Hospitales, clínicas, asistencia social, empresas, etc…

"Viviendo la Eucaristía en medio del mundo"


Nuestra Vida Paulina

“La Comunidad es un Caminar positivo en un sentido universal para toda la C.S.P.” tomando la Caridad y la Unidad como “Contraseña universal” para toda la Compañía, siendo Chile el “Corazón de este Amor” en una sola “LLAMA DE AMOR VIVO”, en una gran cadena de: “UNIDAD DE CORAZONES”.

Hace varios años se comenzó a trabajar con ahínco, entusiasmo y por sobre todo con un gran espíritu de: “Unidad, Caridad, Novedad y Servicio” para mostrarle al mundo que formamos: “UNA FAMILIA PAULINA” que como los primeros cristianos, el mundo dice: “VED COMO SE AMAN”

En la Familia Paulina chilena se trata de tener y manifestar al mundo que nos rodea que la Comunidad tiene: “UN SOLO CORAZÖN Y UNA SOLA ALMA” “RIQUEZA ESPIRITUAL Y MUCHA UNIDAD”.

La Compañía, está llamada a ser siempre “ALMA” con un: “CAMINAR DESDE CRISTO”
Se trabajó y se trabaja por darle al Instituto y a la Iglesia, un corazón que lata, que ame, que trabaje incansablemente por “Una Nueva Evangelización” “Por un Audaz Apostolado, como dicen las Constituciones en el Art. 2 “Con espíritu de novedad y de servicio” incansables, como decían los primeros Paulinos:”El paulino (a) descansa en la tumba, los Paulinos son” “Una moneda para gastar”) Apóstoles anclados en el corazón de Dios, en el corazón de la Iglesia, que como dice el Santo Padre Francisco: una Compañía que reconoce el orden de su existencia, de su ser, de su actuar. Apóstoles siempre en “Salida” para extender su Reino. Una C.S.P. que sea símbolo de Cristo, iglesia doméstica que hace “Comunidad” y que esta Comunidad sea símbolo de “UNIDAD”, de “CARIDAD”, “GENEROSIDAD” “ENTREGA”, de “NOVEDAD Y DE SERVICIO” en su propio ambiente, trabajo, parroquias, en sus familias, con sus amistades y en el mundo donde les toque vivir etc. ….siendo en todo momento: “SAL Y LUZ DEL MUNDO” “FERMENTO EN LA MASA”

San Pablo, ha ido mostrando el sentido de esta Comunidad y el Espíritu Santo ha regalado la unidad y una plena disponibilidad a la voluntad de Dios interpretando constantemente los signos de los tiempos a la luz del Evangelio. Art. 6 de las Constituciones.

La C.S.P. ha tomado conciencia de estos tiempos importantes para la vida del Instituto y para toda la Iglesia, por ello han colocado en las manos del Padre Dios, de María Santísima, del Beato Cardenal Ferrari y del Fundador, el Padre Giovanni Rossi, los talentos de cada uno, sus limitaciones, esfuerzos e ideales, para que contribuyan a la “FECUNDIDAD Y SANTIDAD” de la Iglesia y del mundo…

Responsable y Dirección en Chile
Natalia Pizarro Gerbaud
Teléfono: 224747179
Mail: npizarroger@gmail.com
Para mas información visitanos en : http://www.companiadesanpabloischile.cl/

Copyright ©Conis.cl 2016 - All Rights Reserved.